Saltar al contenido

Comprar online

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La adquisición telemática de ropa ha eludido la catástrofe en la mitad de la crisis que atraviesan las compañías de la moda. La venta ‘online’ ha suavizado la caída de la industria en España, que registró un descenso del veinticinco por ciento en dos mil veinte, en un ambiente marcado por los cambios de comportamiento derivados de la pandemia, con un impacto directo en las resoluciones de adquiere, conforme recoge Europa Press. En este contexto, Kantar ha estado presente en la 9ª edición del Barna Fashion Summit, donde se han abordado aspectos como la evolución del ámbito de la moda ya antes y a lo largo de la pandemia, como las previsiones de futuro para este nuevo año.

Conforme los datos de la asesora, prácticamente la mitad de los españoles -un cuarenta y nueve por ciento en cifras del mes de septiembre- estima que ahora precisa adquirir menos ropa que antes; una resolución que se ha visto perjudicada de forma directa por el impacto en los ingresos personales. En los últimos meses de dos mil veinte ha aumentado la preocupación por el ahorro en el momento de adquirir moda, y, en verdad, el gasto medio por comprador ha disminuido de seiscientos euros en el año dos mil diecinueve a cuatrocientos cincuenta y siete el año pasado.

El planeta de la moda en el 2021

¿Qué espera el campo para el año próximo? En lo referente al conjunto de Europa, el impacto en el ámbito de la moda ha supuesto una caída del veintiuno por ciento en la evolución del valor total hasta el mes de noviembre. Como consecuencia, han tomado singular estrellato opciones alternativas como la venta ‘online’, segmento que en España ha crecido un cincuenta y cinco por ciento en valor, en menoscabo del canal ‘offline’, que ha caído un treinta y tres por ciento , conforme ha afirmado la directiva panel Fashion & Beauty en Kantar, división Worldpanel, Rosa Pilar López.

En verdad, la adquisición ‘online’ en España ha evolucionado de manera significativa, tal como muestra su porcentaje (cincuenta y cinco por ciento ), el más alto en comparación con otros países de la UE, como Italia (veintinueve por ciento ), R. Unido (treinta y tres por ciento ), Francia (veinticuatro por ciento ) o bien Alemania (tres por ciento ). Los importantes cambios en el y también-commerce asimismo han provocado movimientos en el ‘Top 5’ de retailers de ciertos países, puesto que las primeras marcas de ‘pure players’ -empresas que se dedican solo al comercio virtual- de tendencia a nivel global se han colado entre las firmas más consumidas. Algo que asimismo sucede con las marcas de retail deportivo, como el caso de Decathlon en España, que ha pasado a ocupar el tercer puesto, tras El Corte Inglés y Zara.

Incremento de las promociones


Conforme Kantar, la promoción es una de las herramientas que han hecho empleo los mercaderes para intentar amortiguar este descenso de sus ventas. En este sentido, en dos mil veinte la UE ha registrado un incremento del dos con cinco por ciento de la cuota en valor de las promociones en frente de dos mil diecinueve, al tiempo que en España este dato ha sido del cuatro con cinco por ciento . Por otra parte, esta falta de necesidad por adquirir se ha visto acusada por una reducción en la inversión en comunicación, que en España ha supuesto el mayor descenso mundial, con una caída del veinte por ciento respecto al año precedente, seguida por Italia y la India.

A lo largo de su comunicación, López ha destacado, de cara a este año, que es esencial que las marcas se apoyen en los valores que ha dejado dos mil veinte para apresurar la restauración. “Las tendencias que a lo largo de meses han formado una parte de nuestros hábitos de consumo van a deber quedarse para ser parte de la nueva normalidad, como son la apuesta por el comercio local, la mejora de la experiencia on-line, la relevancia de la salud física y sicológica o bien la busca de nuevas formas de relación con las marcas, entre otras muchas”, ha concluido la especialista.

La venta ‘online’ ha suavizado la caída de la industria de la moda en España, que registró un descenso del veinticinco por ciento en dos mil veinte, en un ambiente marcado por los cambios de comportamiento derivados de la pandemia, con un impacto directo en las resoluciones de adquiere. En este contexto, Kantar ha estado presente en la 9ª edición del Barna Fashion Summit, donde se han abordado aspectos como la evolución del campo de la moda ya antes y a lo largo de la pandemia, como las previsiones de futuro para este nuevo año.

Conforme los datos de la asesora, prácticamente la mitad de los españoles -un cuarenta y nueve por ciento en cifras del mes de septiembre- estima que ahora precisa adquirir menos ropa que antes; una resolución que se ha visto perjudicada de manera directa por el impacto en los ingresos personales. En los últimos meses de dos mil veinte ha aumentado la preocupación por el ahorro en el momento de adquirir moda, y, en verdad, el gasto medio por comprador ha disminuido de seiscientos euros en el año dos mil diecinueve a cuatrocientos cincuenta y siete el año pasado.

En lo referente al conjunto de Europa, el impacto en el campo de la moda ha supuesto una caída del veintiuno por ciento en la evolución del valor total hasta el mes de noviembre. Como consecuencia, han tomado singular estrellato opciones alternativas como la venta ‘online’, segmento que en España ha crecido un cincuenta y cinco por ciento en valor, en menoscabo del canal ‘offline’, que ha caído un treinta y tres por ciento , conforme ha afirmado la directiva panel Fashion & Beauty en Kantar, división Worldpanel, Rosa Pilar López.